Bioshock 2

                                                    Review By Lunatika

 

Una nueva aventura submarina te llevará a las profundidades de Rapture, esta vez, de la mano de un Big Daddy. Acompáñalo a develar el horror detrás de Bioshock 2

 

Gráficos || 9

El primer título nos sorprendió por su realismo a nivel gráfico, su detalle y su trabajo casi perfecto. Sin embargo, Bioshock 2 luce de una forma casi idéntica a su predecesor. No hay nada nuevo que destacar en este apartado en comparación con el primer juego. Estando en 2010, somos concientes de que la tecnología ha avanzado mucho desde 2007 (año en que surgió Bioshock) y podrían haber hecho un mejor labor en este aspecto. Para quienes jugaron Bioshock, se encontrarán frente al mismo alucinante nivel gráfico y su contraparte negativa: tendrán la sensación de estar jugando al mismo juego.

(Para leer la Review del primer Bioshock donde se detalla más este aspecto, den click aquí)

 

Ambientación || 10

Muy bien lograda. Se consigue captar a la perfección la clásica atmósfera de los años ’60 norteamericanos: muchas rocolas, salones de bailes, vestimentas particulares de la época, incluso la banda sonora nos deja oír piezas musicales muy propias de esa época. Ésto, combinado con el asombroso detalle técnico y artístico de los escenarios: coloridos, amplios, realistas, trabajados hasta el más mínimo detalle; más el toque oscuro y terrorífico que tiene esta segunda parte, nos brindan una atmósfera memorable, un elemento que hará que no nos despeguemos del juego.

Haciendo hincapié en el horror, esta entrega realmente nos sumerge en el lado oscuro de Rapture: habrá más momentos de tensión SPOILER por ejemplo, luego de salvar o sacrificar una Little Sister, puede que una de las tantas Big Sister haga aparición; tomándonos de forma sorpresiva y poniéndonos muy nerviosos, siendo un enemigo de alto calibre, con una agilidad sobre humana. FIN DE SPOILER No sólo eso, sino que hay apariciones, veremos el espectro de cierto personaje que no quiero nombrar, revelaría mucho, que si bien, no llega a asustar, le da un toque sentimental al juego. También tendremos que lidiar con las clásicas escenas de terror al estilo F.E.A.R de “se apagan las luces sorpresivamente, ¡ALGO VIENE EN CAMINO!”

En síntesis, Bioshock 2 se enfoca más en el terror y la desesperación que su predecesor.

 

Sonido – Banda sonora || 10

Hablando de sonido, pocos juegos tienen la excelencia de Bioshock 2. A nivel de actuaciones vocales, el trabajo es perfecto. Aclaro, el juego se basa en diálogos con personas a quienes no vemos cara a cara, recibimos en nuestro transmisor mensajes y encontramos archivos de audio. Es un juego muy sonoro, el 80% del argumento está centrado en el audio. Debemos prestar atención a lo que se dice si no queremos perder detalle de esta asombrosa aventura (por eso recomiendo que se lo juegue en un idioma que se conozca bien, o en su defecto, con subtítulos). Al tener estas características, es necesario que lo que oímos parezca real, y Bioshock 2 se ajusta a esto: los diálogos son estilo cinematográfico, para nada sobreactuados, muy bien adecuados a la trama.

Los efectos de sonido no se quedan atrás, nunca estaremos en silencio en el juego: algo siempre sonará, ya sea, voces de splicers, ruido metálico de Big Daddies, música de los años 60 provenientes, ruido de agua al caer, nuestras pisadas o alguna otra cosa que el escenario nos eje oír. Lo cierto es que esto contribuye en crear una atmósfera muy creíble para el juego.

Por último, la música de esta entrega es terroríficamente hermosa. La banda sonora original se compone de piezas instrumentales, tocadas con violines, flautas y otros instrumentos clásicos. La mayoría de los temas alternan silencios con realces muy fuertes del sonido de los instrumentos, sacando de sus casillas al jugador.

 

Jugabilidad || 10

Casi idéntica a la anterior, pero con algunos pequeños cambios que le dan al juego algo de renovación, sobre todo para que los jugadores que experimentaron el juego anterior no sientan que están frente al mismo título.

Dispondremos de varias armas, luego de transcurrida una cuarta parte del juego, ya tendremos en nuestro inventario la totalidad de las armas. Con esto, disfrutaremos del variado arsenal ya desde un principio. Además, poseeremos una cámara de video, que, al igual que en el título anterior, nos permitirá registrar las peleas con nuestros enemigos y así obtener bonus de plásmidos y ventajas en las peleas.

Como en el primer Bioshock, podremos usar el poder de los plásmidos: mejoras genéticas que nos permiten aprovechar al máximo nuestra estrategia de combate. Muchos de ellos son legado del primer título: Incineración, Ventisca de hielo, Telequinesis; pero hay algunos nuevos: trampa ciclónica-que permite colocar trampas para destruir a los enemigos que caen en ellas- es uno de esos ejemplos.

Además, en este juego, al encarnar el papel de un Big Daddy (Subject Delta) podremos no sólo recatar o sacrificar a las Little Sisters, sino que también, adoptarlas y robar ADAM de los cadáveres.

 

Historia || 10

Continuación directa del primer Bioshock, con flashbacks implícitos. Sin embargo, no es necesario jugar al primer título para entender la historia completamente. Se entendería lo más bien, quedarían algunos cabos sueltos pero se podría disfrutar del argumento casi en su totalidad.

En esta secuela, el protagonista es el primer Big Daddy que, exitosamente, pudo llevar una relación de compañerismo con una Little Sister. Al principio del juego vemos como el protagonista es obligado a suicidarse por Sofia Lamb, enemiga política de Andrew Ryan y antagonista principal de Bioshock 2, frente a los ojos de Eleanor, Little Sister de Subject Delta e hija biológica de Sofia Lamb.

Al comienzo del juego despertamos, siendo Subject Delta, 10 años después de lo narrado en el párrafo anterior y sin explicación alguna. Minutos después recibimos una comunicación con Sofia Lamb quien nos dice que fuimos revividos por Eleanor y que no dejará que arruinemos la “paz” que creó en Rapture. A partir de este momento comienza la búsqueda de un padre por su hija y todo lo que eso conlleva, en un transfondo de política, religión y ocultismo.

 


Conclusión

Bioshock 2 es prácticamente una expansión del primer título. No cambia casi nada con respecto a Bioshock y mantiene la excelencia del mismo pero, posee un toque de renovación que hará que quienes disfrutaron el otro, amarán Bioshock 2 de la misma forma. Además, cuenta con mejoras a nivel técnico, casi ningún bug y un argumento más oscuro e intrigante que el primero.


 Nota Final

9,5

 

 

Comments