Black Mirror III

                                                            Review By Lunatika


Cramberry Productions finalmente le pone fin a esta fantástica saga de terror dentro del género de la aventura gráfica.

Quiero aclarar que este análisis no será muy extenso. Simplemente porque Black Mirror III es prácticamente un calco de su precuela (juego que ya analicé y pueden leer su review aquí) en todo aspecto técnico. Por eso no me detendré mucho en esos aspectos, ya que fueron analizados en el análisis de Black Mirror II.  Los que recién comiencen, ni se les ocurra empezar por esta entrega porque está hecha para conocedores de la historia. Es por eso que recomiendo a quienes aún no se adentraron en esta trilogía, jugar el primer título y luego, jugar las últimas dos entregas de corrido, como si se tratara de un mismo juego. Es lo ideal.


El juego comienza presentándonos a un Adrian/Darren con problemas de personalidad que se ve obligado a tomar psicofármacos para lograr mantenerse cuerdo. Lo cierto es que luego de los acontecimientos del segundo juego, Adrian quedó un tanto trastornado. Pero no es sólo eso, una maligna fuerza se apoderó de su cuerpo y alma; y cada vez son más frecuentes en él los síntomas que muestran que está siendo dominado por el mal. De esta forma, durante todo el juego se nos presentarán múltiples situaciones difíciles, las que involucrarán fantasmas, tesoros ocultos, pasajes secretos, asesinatos, conspiraciones antiguas y mucho más. La mayoría de ellas serán superadas gracias a puzzles (típico del género aventura gráfica). Ya sean enigmas de lógica o puzzles de inventario (combinar varios objetos para lograr algo.) El juego es muy variado en este aspecto. Los acertijos son más diversos y están mejor diseñados que en Black Mirror II. Por lo demás, la jugabilidad es idéntica a la que presenta su precuela.


El apartado sonoro sigue siendo magistral. Si hay algo que logra Black Mirror 3 a la perfección, eso es transmitir una atmósfera de opresión y misterio. El sonido ambiental y la música ayudan muchísimo a lograrla. Lo curioso es que la banda sonora que presentan los escenarios es prácticamente la misma que nos acompañó durante todo Black Mirror 2, por lo que no sentiremos cambios en este aspecto. Sin embargo, esta tercer entrega es muchísimo más atmosférica que la anterior, ya que los fondos y los escenarios tienen un toque más lúgubre. Y los efectos dinámicos de atmósfera son más espeluznantes.

 

El apartado gráfico sigue siendo regular. El motor utilizado para Black Mirror 3 es el mismo que vimos en la segunda entrega. Los escenarios siguen siendo muy detallados y hermosos, pero el modelado de personajes carece de un buen acabado. Los bordes de estos lucen poco suavizados y algunas texturas, cabellos y vestimenta especialmente, dejan algo que desear. Y ni hablar de las cinemáticas CG, que además de estar creadas en baja resolución, son simplemente mediocres.




La historia tiene un buen desarrollo, pero no vuelve a retomar temas tratados en los juegos anteriores. Esto lo hace un juego, como ya mencioné, dirigido a quienes ya conocen bien la saga (De todas formas me pregunto ¿Quién empezaría jugando una saga desde el tercer juego?) Los guionistas finalmente se deciden por tomar un rumbo sobrenatural, y dejar la ambigüedad de lado. Todo comienza entonces exactamente dónde terminó la entrega anterior y seguimos acompañando a Darren en la aventura. Nuevos personajes aparecen y se desarrollan también muchísimas tramas secundarias que le dan riqueza a la historia.

El problema de guión más grave que encuentro consiste en el abrupto final y la exagerada cantidad de información que nos brindan en poco transcurso de tiempo. Todo es explicado satisfactoriamente al finalizar la aventura, pero muy repentinamente. Pero más allá de eso, se puede decir que Black Mirror 3 da un final agradable a la saga y realmente pone un cierre.

Los diálogos siguen siendo ingeniosos y son lo mejor del guión. Seguimos teniendo a un personaje principal que hace comentarios críticos a al sistema político del momento y a la sociedad en general. También están los monólogos sarcásticos de Darren que realmente son muy buenos. Ya que menciono los diálogos, es un tanto penoso el voice acting, que en ocasiones deja algo que desear y suena un tanto forzado.

Como otros aspectos, hay que mencionar que el juego tiene bastantes glitches y Bugs que dificultan el progreso de la partida. Existen puzzles que no pueden ser solucionados de la manera correcta, por lo que deben ser salteados obligatoriamente (esto se hace activando en el menú del juego el modo “saltear acertijos”). También hay errores con los save games en los últimos dos episodios (5 y 6). Y otros pequeños errores serían de interfaz, como por ejemplo la flecha de navegación en el inventario en ocasiones desaparece. Debo decir que me sorprende esto, ya que el juego anterior (desarrollado por el mismo estudio) no traía estos inconvenientes.

 

En definitiva, podría decir que Black Mirror 3 es una aventura gráfica muy buena, de lo mejor que hay en el género en los últimos años. Cumple brindando una excelente jugabilidad, que dejará satisfecho a los aventureros más exigentes y veteranos (nota: pero no es una aventura fácil, por lo que no recomiendo a la saga Black Mirror como primera aventura gráfica para iniciarse en el género.)

La saga Black Mirror es una de las obras que más expectativa han creado entre los aventureros durante la pasada década, debido a que nadie sabría que rumbo tomaría la historia y cómo haría Darren para librarse de la supuesta maldición. Es satisfactorio poder decir que realmente han logrado un buen trabajo de cierre, al darle un final acorde a cómo venía desarrollándose la trama. Debo decir que es incluso triste saber que debo despedirme de esta saga.

Como palabras finales quiero decir que Black Mirror 3 no sólo es un excelente cierre a una compleja trama de tres entregas, sino que también tiene el mérito propio de ser una de las aventuras gráficas de horror más atmosféricas y atrapantes que jugué en mi vida, y obviamente, la mejor entrega de toda la franquicia.


Nota Final:

8.5

Comments