Catherine

                                                    Review por Lunatika

 

Durante estos tres años en los que he llevado adelante Survival Horror Downloads, he jugado todo tipo de juegos de horror. Algunos los he analizado, otros no. Pero la mayoría de ellos son catalogables en géneros bien marcados, ya sea, en juegos de acción, juegos de puzzles, aventuras gráficas, etc. El punto es que la mayoría de ellos muestra un tratamiento al tema del horror muy similar al que ofrece el resto. Pero obviamente cada uno de ellos se diferencia del resto por algún que otro elemento novedoso, sino estaríamos jugando siempre la misma premisa. Pero es lógico, se trata de una temática común y los títulos que pertenecen a esa temática deben compartir elementos. Sin embargo, siempre surgen obras diferentes e inclasificables, que exploran otros temas y los adaptan de manera impensada al horror y nos dan una experiencia nunca antes vista. Catherine es así. Se trata de un juego que si bien puede catalogarse dentro del conjunto de los juegos de horror, no tiene un género definitivo. Y esto se siente muy bien, ya que luego de tantos años de gameplays estereotipados e historias cliché, es muy agradable poder jugar algo auténticamente diferente.





Katherine Vs Catherine

Vincent Brooks es un muchacho de 32 años de edad, quien, al parecer, disfruta de su aburrida y monótona vida, y no tiene intenciones de esforzarse para que las cosas cambien. Sin motivaciones ni aspiraciones, Vincent es conformista en todo sentido, y parece estar demasiado ocupado tomando alcohol y pasando el tiempo con los amigos como para reaccionar y darse cuenta de su situación. Su relación con su bella y exitosa novia, Katherine, tampoco va muy bien. Todo en su vida se ha convertido en un espiral descendente de aburrimiento, rutina y “ganas de nada.”

Pero claro, Vincent no querrá hacer nada por su cuenta, pero no puede controlar el destino. Es así como una noche en el bar se le presenta una hermosa joven rubia, la sensual y provocativa Catherine; a partir de ese momento las cosas pasarán a ser muy diferentes. Al despertar junto a ella al otro día, Vincent se verá envuelto en una pesadilla que lo enviará directo al mismísimo infierno y de la cual no podrá escapar. Más allá de haber sido infiel, Vincent tiene otro problema: está ahora condenado a enfrentarse cada noche en sueños a distintos retos para salvar su vida.

Ese es el comienzo de Catherine, un juego cuya historia está plagada de elementos folclóricos y sobrenaturales, pero que a su vez presenta una fuerte carga moral, tocando temáticas como el miedo al compromiso, el miedo a la infidelidad, el problema de no poder encajar en la vida adulta, la inmadurez, etc. Pero ojo, ¡eso no es todo! Catherine es un interesante juego de puzzles, simulador social, novela visual y a su vez ¡Una interminable carrera contra el tiempo! Sin duda este título te dará una experiencia jugable única e impredecible.

 



Ovinos, cocteles y mensajes hot!

En cuanto a la jugabilidad, Catherine presenta varios modos de juego. Centrándonos en el modo historia, se diferencian dos tipos de juego: Stray Sheep y Nightmare. El primero de ellos es puramente un simulador social. Este modo de juego toma lugar en el bar que Vincent frecuenta cada noche y en él podremos emborracharnos, charlar, bailar, ir al baño, jugar en las máquinas arcade ¡Y como no! Contestar y enviar mensajes de texto. Cada acción que realices en este modo de juego tendrá consecuencias en el curso de la historia, y por ende, el final del juego.

En Stray Sheep te podrás comunicar con multitud de personajes, e incluso podrás mejorar o empeorar tu relación con Catherine (tu amante) y con Katherine (tu novia “oficial). Esto lo harás a través de mensajes de texto y llamadas gracias a tu teléfono móvil.

Una vez que decidas irte del bar, comenzará el otro modo de juego titulado Nightmare. Todas las noches Vincent será azotado por horribles pesadillas en las que tendrá que trepar interminables torres hechas de bloques. Esta modalidad es un juego de puzzles en si mismo. Para salir airoso de estas pesadillas tendrás que usar todo tu ingenio, y reflejos; la rapidez mental tanto como la física son igual de importantes. Cada noche es una pesadilla entera, y cada pesadilla se divide en 3 ó 4 torres y un jefe final. Para trepar las torres tendrás que mover los bloques rápidamente, antes de que la torre caiga, ya que está en constante destrucción ¡Pero cuidado! Al principio todos los bloques serán iguales y podrás moverlos cuando quieras, pero a medida que avances, noche a noche, las pesadillas se harán cada vez más complejas y tendrás que ingeniártelas con nuevas técnicas para poder finalizar estos niveles.

Esto puede sonar sencillo. Pero no lo es. Les recuerdo que cuando el juego fue lanzado en Japón, los usuarios pidieron a Atlus que se lance un parche de reducción de dificultad. Efectivamente el parche fue lanzado y viene ya incluido en la versión americana. Lo que hace este parche es agregar la dificultad “Muy fácil”, que personalmente no probé ya que jugué el juego en fácil y en normal.




Si pensaron que trepar lo era todo, se equivocaron. Ya que Vincent no es el único atrapado en estas pesadillas. Unas extrañas ovejas bípedas lo acompañan y en ocasiones se presentarán como enemigos y deberemos deshacernos de ellas para poder seguir. A medida que pasen las noches estos ovinos se harán más fuertes, agresivos e inteligentes y no quedará otra que esquivarlos y asesinarlos, ya sea con algún objeto o haciendo que caigan en alguna trampa.

Más allá de trepar cajas y matar ovejas, entre torre y torre encontraremos unas salas en las que podremos relajarnos, salvar el juego, comprar objetos útiles y aprender técnicas de trepado. Además, en este lugar nos encontraremos con un ser superior, al que no podemos ver pero sí escuchar, quien nos hará preguntas. Estas preguntas influirán en lo que es el marcador de “moralidad” que tiene el juego. Nos harán preguntas delicadas y de acuerdo a lo que contestemos,  este marcador apuntará hacia el lado “malo” (libertad) o hacia el lado “bueno” (moralidad). El estado del marcador influye directamente en el curso de la historia. No vas a ver las mismas animaciones ni obtener el mismo final si te comportas como un moralista a que si te comportas como un descarriado. Este sistema me recuerda a Indigo Prophecy, con la diferencia que aquí no hay un medidor de estado de ánimo, sino más bien uno que calcula la lealtad.




Finalmente, luego de que escales todas las torres de la pesadilla en cuestión, te enfrentarás al jefe de escenario. Si ya era complicado escalar una torre en constante desmoronamiento, ¡Imagínense cómo será hacerlo esquivando los golpes y ataques de un jefe gigante que lo único que quiere es matarnos! Y no quiero ni mencionar lo aterrador del aspecto de estas criaturas gigantes que nos darán caza. Les aseguro que se van a desesperar y van a sufrir más que Vincent.

Dejando de lado el modo historia, Atlus incluye dos modos más titulados Babel y Colleseum. Ambos modos siguen la forma de juego vista en las pesadillas y en ellos tendremos que trepar torres para superar records que se publicarán en una grilla online. En el modo Babel lo haremos solos, en el Colleseum acompañados por un amigo, de manera competitiva o cooperativa.

Más allá de la dificultad que presentan las pesadillas, Catherine te va a atrapar como pocos juegos lo hacen. La historia está narrada de una manera tan compleja y llamativa que en todo momento querrás saber qué va a pasar y cómo sigue todo. Es por eso que comencé el juego en normal y terminé cambiando la dificultad a fácil a mitad del juego, simplemente para pasar las pesadillas más rápido y enterarme así cómo seguía la historia.




Aspecto Técnico

Gráficamente, Catherine es un juego “lindo de ver”.  In-game presenta escenarios detallados y modelados de personajes no foto realistas ya que se utilizó la técnica de cel-shading para crearlos. Aún así todo luce bien. Claro que no es un juego que uno va a jugar por cómo luce. Lo mejor del apartado gráfico son las cinemáticas realizadas por el estudio japonés 4ºC. La calidad de animación en estas escenas es sorprendente. No puedo decir lo mismo de las animaciones in-game ya que lógicamente lucen más aparatosas y robóticas, pero este es un rasgo menor.

En cuanto al sonido, Catherine presenta una banda sonora muy frenética y pegadiza que acompañará muy bien los momentos de tensión. Las voces están bastante bien, aunque es una pena que los diálogos in-game no sean tan dinámicos debido a un pequeño retraso en las animaciones faciales. Aún así, el voice acting es impecable y podemos notar esto en las cinemáticas a cargo del estudio 4ºC. 

Como negativo dentro del apartado sonoro destaco la inestabilidad del sonido. El juego presenta voces de volumen muy alto en las animaciones, pero no así durante los diálogos in-game, por lo que nos la pasamos subiendo y bajando el volumen de nuestros parlantes.


Otras Consideraciones:

Es interesante destacar que los logros/trofeos del juego en la versión americana no vienen traducidos, se encuentran en su idioma original japonés. Esto es algo un tanto molesto para quienes no conocemos el idioma. Otro detalle acerca del idioma sería que el juego no conserva sus voces originales, se encuentra totalmente en inglés, tanto textos como voces. Debo mencionar de todas formas que los actores vocales occidentales son de un gran nivel. Muchos tienen el prejuicio y creen que un anime debe escucharse siempre en japonés, pero no es así. La actuación vocal vista en Catherine es genial.


Conclusión

En definitiva, Catherine es un título complejo y maduro como pocos. No se vale de sexo ni de gore para llegar a ser un juego para adultos. Catherine va más allá. Toca problemáticas que todo ser humano al momento de madurar se planteó. Por eso puede que si lo juega una persona promedio de 15 años de edad se pierda más de la mitad del planteamiento moral y filosófico que tiene el juego. Justamente el equipo de Atlus no estaba bromeando cuando dijo que Catherine “es sólo para adultos”. Si eres un adolescente impúber que quiere jugar este título por su “alto” contenido sexual, adelante, quedarás decepcionado. Catherine no tiene un solo desnudo, de principio a fin. Por mi parte, yo me limitaría a decir que Catherine es un juego para personas maduras, más allá de la edad que tengan.

 

Por otro lado, se trata de un videojuego que impone muchísimas novedades en cuanto a gameplay. Sé que muchos se tirarán atrás cuando vean su dificultad excesiva, pero les digo a ellos “no bajen los brazos”. Una vez que entran en ritmo, la historia de Catherine los envolverá y no querrán despegarse jamás. Les aseguro que este juego es mejor de lo que lo puedo describir, se trata de algo más que un simple triángulo amoroso con puzzles en los que hay que mover cajas. No puedo expresarme con palabras, y si las fotos que dejo en este análisis no ilustran lo suficiente, dejo también varios trailers de gameplay.

 

Catherine es algo más que un juego hecho para quienes gustan de ver anime o para quienes adoran los juegos de puzzles. Es una revolución dentro del gaming en general. El Team Persona ha demostrado que no todo está visto en el mundo de los videojuegos y que aún queda lugar para ideas nuevas. Y antes de cerrar, contesto la obvia pregunta que muchos se están haciendo ¿Es Catherine un videojuego de horror? Claro que lo es. Un buen juego de horror transmite sensaciones muy intensas, no necesariamente miedo. Pero para vivir esas sensaciones van a tener que jugar. Pueden mirar cientos de gameplays, pero si no son ustedes quienes se ponen en el papel de Vincent y lidian con las decenas de conflictos que se plantearán a lo largo del juego, bueno, lamento decir que no encontrarán el horror en Catherine. En este título la mímesis que se crea entre el personaje y el jugador es tal, que el miedo, el estrés y la tensión se sienten, y mucho. 


Lo mejor:
-La historia y cómo está narrada. Los diálogos y los múltiples finales.
-La calidad de animación que logró Studio 4ºC
-Banda sonora y voice acting

Lo peor:
-Audio inestable
-Trofeos no traducidos

Lo feo:
-Excesiva dificultad

Nota Final:

9.5

Comments