Metro Last Light Review By Lunatika

Metro Last Light

                                                                Review por Lunatika



En su momento Metro 2033 fue un título que nos tomó por sorpresa. Supo darle al género FPS el aire fresco que estaba necesitando hace bastante. Los oscuros túneles del metro, su jugabilidad realista y su agobiante ambientación fueron los elementos que le otorgaron una identidad propia. Así se ganó una gran cantidad de seguidores, y el pequeño estudio AGames pudo darse el lujo de lanzar una secuela llamada Metro Last Light, que al igual que su antecesor, no tuvo un desarrollo  fácil. Sin embargo, luego de varios atrasos y de que quiebre THQ, la distribuidora original, AGames pudo ingeniárselas para volver a traernos un excelente shooter, pero esta vez bastante más narrativo que su antecesor.


Una historia envolvente

A diferencia de Metro 2033, Last Light no adapta los hechos de las novelas escritas por Dmitry Glukhovsky, se trata de una historia totalmente original, continuación directa de la primera entrega. Aún así, para el agrado de todos, el guión para este nuevo juego fue escrito por el mismísimo Glukhovsky, de modo que no hay cabos sueltos o incoherencias argumentales.

Antes de proseguir con el análisis, quiero avisar que si no jugaste Metro 2033, no recomiendo que juegues Last Light. ¿Por qué? Básicamente porque esta nueva entrega elige uno de los dos finales del primer juego como base para su historia. (¿Para qué le pusieron entonces dos finales al original?)

No les contaré ningún detalle, ya que puede que haya muchas personas que no jugaron 2033 leyendo este análisis. Sólo me limitaré a decir que si bien las primeras misiones son un tanto fastidiosas y lentas, aburridas y lineales, donde el único objetivo es seguir a un NPC; los últimos diez episodios presentan un esplendor narrativo pocas veces visto en un FPS. Por eso les digo a todos "no aflojen". La segunda mitad de Metro Last Light vale la pena, y mucho.


El oscuro Metro

Comenzando por el gameplay, me gustaría decir que Metro Last Light, al igual que su antecesor y que poquísimos FPS de la actualidad (como Bioshock Infinite), se encarga de recordarles a muchos gamers la importancia del modo single player. Títulos como estos nos demuestran que se pueden seguir ofreciendo experiencias de juego atractivas, sólidas y muy impactantes, sin la necesidad de incluir un modo multijugador. Acá se rompe con todo estereotipo que afirme que el videojuego de disparos debe incluir obligatoriamente un modo para jugar entre varios jugadores. Por eso, para quienes no nos adaptamos aún a la nueva tendencia de competitividad y adicción por lo online, este tipo de experiencias solitarias, más personales y narrativas, vienen como anillo al dedo.

En esta larga campaña, de unas 12 horas de duración o quizás más, Last Light nos vuelve a traer lo que 2033 alguna vez nos dio. Pero a su vez introduce una serie de cambios, que si bien ayudan a que la narración sea más sólida, terminan por simplificar algunas mecánicas de juego, que hacen que en definitiva estemos frente a un título bastante más fácil. Si su antecesor presentaba una jugabilidad híbrida entre acción y survival horror, donde las balas escaseaban, las máscaras de gas se agotaban y los combates eran realistas al extremo; Last Light abandona casi todo eso y termina por ofrecer una campaña que prioriza el sigilo y el no matar a los soldados enemigos. Esto no se oye mal, pero en la práctica termina fallando, ya que la IA de los adversarios humanos es tan penosa que es casi imposible que nos detecten y/o nos acribillen. Si en Metro 2033 las secuencias stealth eran lo más difícil del juego, acá se vuelven cotidianas y terminan por ser un paseo. Pero en definitiva, terminan por ser más atractivas y entretenidas que cualquier tiroteo genérico “disparar > cobertura > disparar > cobertura”. Siempre, por más simple que sea, un toque de sigilo hace todo más táctico y estratégico que cualquier enfrentamiento a tiro limpio.

Por lo demás, no dejan de estar las frenéticas y delirantes escenas en las que tendremos que luchar con hordas y hordas de monstruos; tampoco se hacen desear los momentos en los que cooperamos con otro NPC. Y dentro de incorporaciones nuevas, se han agregado pequeñas interacciones con el ambiente que le dan más humanidad al protagonista, como el poder dar limosna en las ciudades o el pagar una prostituta. Y ni hablar de las decisiones morales que debemos tomar a la hora de decidir el rumbo de la historia, las cuales ahora son más en cantidad y en importancia.



Apartado técnico: sonido y gráficos

Visualmente, Metro Last Light derrocha excelencia, se lo mire de dónde se lo mire. La calidad gráfica que consiguió 4AGames con este título no tiene nombre, es por eso que recomiendo que se lo juegue en PC, así no se pierden ni el más mínimo detalle. Aunque por otro lado, creo que la dirección artística se queda en lo justo, sobre todo en los escenarios de exteriores; ya que, a pesar de tener  una potencia tecnológica sin igual, no se juega mucho con las combinaciones de colores ni se intenta resaltar lo estético. Last Light va por el realismo y lo funcional en este aspecto.

Aunque claro, no podía faltar el detalle que nuble el paisaje. Si bien ya todo fue corregido mediante parches, durante la primera semana luego del lanzamiento, el juego presentaba bugs gráficos garrafales en placas de video AMD. Por el contrario, el rendimiento en tarjetas NVIDIA era brillante. Tanta la prensa como los usuarios no se quedaron callados y las quejas surgieron por todas partes. Los desarrolladores no tuvieron más opción que lanzar una actualización lo más rápido posible. Repito entonces, gracias a ello, los errores fueron corregidos. Pero yo creo que ese tipo de cosas se tienen que arreglar antes del lanzamiento, no después. No puedo creer que hayan permitido que un producto con un rendimiento tan penoso (en placas AMD) llegue a los usuarios. También me parece bastante cutre que la personalización gráfica desde el menú del juego sea tan básica, al igual que en las primeras versiones de Metro 2033, faltan muchos parámetros; no se puede desactivar el antialiasing y lo más que podemos hacer es elegir entre calidad de gráficos "muy alta, alta, media, baja".

El sonido no se queda atrás, y en cuanto a efectos, cumple en todo sentido. Las batallas y momentos de tensión no serían lo mismo sin esos gritos, disparos y explosiones tan realistas. La banda sonora presenta un rol bastante secundario, ya que Last Light prioriza el silencio y el sonido puramente ambiental. Sin embargo, las pocas veces que suena una melodía, se hace escuchar. De todas formas, lo cierto es que no es el tipo de banda sonora que vas a querer escuchar luego de terminada la campaña.


Palabras Finales:

Metro Last Light se perfila como una propuesta diferente a  lo que predomina hoy en día en el género FPS. Si bien presenta una jugabilidad más lineal y menos inspirada que Metro 2033, a nivel narrativo cumple con creces, por lo que a mi entender, esta secuela termina por ser un título mucho más memorable. Es una experiencia que quizás algunos no sepan apreciar, ya que hoy en día el gamer promedio prefiere cantidad de horas de juego por sobre calidad. Pero creo que acá se esconde un juego de acción oscura mucho más que sólido, que todo deseoso de vivir una gran campaña single player debería jugar. Podemos tildarlo de poco ambicioso, pero no debemos olvidar que fue realizado con un corto presupuesto, y que probablemente, si hubiese tenido mejores condiciones de desarrollo, hoy en día estaría haciéndole carrera a Bioshock Infinite por el premio de GOTY 2013.

 

Lo bueno:

-La narración de la historia

-Sigue ofreciendo una jugabilidad propia, que ya le da identidad de "saga Metro": Máscaras de gas que se agotan, munición que sirve de moneda, etc

-Visualmente brillante


Lo malo:

-La penosa inteligencia artificial de varios enemigos

-El rendimiento que presenta el juego en tarjetas gráficas AMD (Aunque ya casi todo fue corregido con parches post lanzamiento)

-La terrible decisión de ofrecer la "verdadera experiencia Metro" como DLC (O sea, si quieres jugar en la dificultad más alta, debes pagar un extra. 


Nota Final:

8.5

Comments