Mortal Kombat

                                                                Review By Lunatika


Sangre. Violencia. Vísceras. Fracturas y contusiones de cráneo. Lo grotesco siempre atrae al ser humano. Mortal Kombat regresa más brutal que nunca. Una de las franquicias más controvertidas de la historia de los juegos de lucha ha vuelto de la manera más clásica, ofreciendo lo que mejor sabe dar: combates despiadados

Mortal Kombat viene sorprendiendo jugadores con su desgarradora violencia desde el año 1992, cuando se lanzó el primer juego de la franquicia para ser jugado en salones de arcade. El juego despertó una terrible controversia y recibió un sinfín de críticas negativas por parte de la gente más conservadora, tildándolo de videojuego perturbador para los menores. La polémica fue tan grande que gracias a Mortal Kombat, en 1994 se creó el famoso organismo ESRB de clasificación de videojuegos por edades. Era necesario evitar que los menores jueguen títulos tan crueles.

Sin embargo, el corrrer de los años no le ha sentado demasiado bien a esta saga creada por Tobias y Ed Boon, puesto que las últimas entregas dejaban mucho que desear en cuanto a jugabilidad y originalidad. Durante la última década, hasta 2010, ningún Mortal Kombat hacbía recibido buenas críticas debido a las razones mencionadas. Por eso razón los hermanos Boon decidieron que ya era hora de crear el Mortal Kombat definitivo.

 



Get over Here! La jugabilidad y el combate.

Primero que nada, hay que aclarar que este Mortal Kombat vuelve a las bases de la franquicia. Renueva una vez más a la jugabilidad 2D y la verdad, esto lo hace lucir mejor que nunca. Este tipo de jugabilidad permite que los enfrentamientos sean muy dinámicos e intensos. El ritmo al que se llega es muy alto, y los jugadores apasionados del género de lucha encontrarán que Mortal Kombat brinda un nivel de adrenalina sin igual durante las batallas. ¿No le tienes fe a este juego porque jugaste las entregas de PS2 y te dieron asco? No importa, y hazme caso: un solo combate de este nuevo Mortal Kombat te hará borrar todas las malas experiencias que has vivido en las entregas más recientes de la franquicia.

Sin embargo, esta nueva entrega se atreve a ver más allá y no se queda con los escasos recursos de gameplay que tenían los primeros juegos, que si bien para la época eran suficientes, hoy en día un videojuego que no evoluciona se queda atrás. Este nuevo título explora nuevos horizontes en busca de nuevos modos de juego y complementos para las luchas nunca antes vistos en un Mortal Kombat hasta ahora.

Si hablamos de los nuevos agregados que se introdujeron en los combates, la primera de las novedades esa la posibilidad de combatir en modo Tag Team, por equipos de a dos jugadores. Esta modalidad no es nada nuevo en el género, se la ha visto en muchísimos títulos de lucha. Sin embargo, este es el primer Mortal Kombat en incluir esta modalidad. Podremos cambiar de personajes durante el transcurso de la pelea, en el momento justo, como lo deseemos. Y así armaremos nuestras distintas estrategias, coordinando los ataques de ambos personajes elegidos a nuestro antojo.

Otra innovación en la jugabilidad son los nuevos movimientos especiales, llamados Enhanced Attacks y X-Ray Attacks. Cada personaje tiene una forma personal de desplegarlos y ejecutarlos.  No todos los movimientos especiales quitan el mismo daño al oponente. A medida que transcurre la pelea, vamos recargando un medidor de energía que está situado en la parte inferior derecha de la pantalla. Dicha barra se divide en secciones y de acuerdo a qué sección tengamos llena de energía podremos ejecutar un movimiento o el otro.

Los XRAY attacks son algo más que destacado en este videojuego. Se trata de un movimiento que pone en marcha una impactante secuencia de video en la que veremos como los huesos y órganos internos de nuestro rival son destruidos. El nivel de crudeza y detalle de estas escenas es sorprendente. Algunas llegan a impactar al jugador de manera insospechable. Te aseguro que te divertirás un rato largo mirando los Xray de cada uno de los jugadores… si eres morboso al igual que yo lo soy, claro.




Como muchos sabrán, la saga Mortal Kombat cuenta con decenas de personajes, todos diferentes entre sí. Cada uno de ellos presenta su propio repertorio de movimientos, golpes especiales, combos y, por supuesto, movimientos finales. Esta nueva entrega incluye un repertorio abultado de jugadores, sin dejar de lado a ninguno de los más “clásicos”, es decir, aquellos que han estado en la franquicia desde las primeras entregas. No comete el gravísimo error de incorporar personajes en exceso, algo que si hizo MK Armaggeddon en su momento y le quitaba identidad al título.

No puedo dar por terminada la sección de combates sin hablar de los movimientos más interesantes de esta saga. Si, las conocidas Fatalities y Babalities. De inicio todos los combatientes presentan una Fatality disponible, a la que se les irá sumando algunos movimientos más cuando los vayamos desbloqueando. Las Babalities son ocultas. Debo reconocer que me ha encantado la originalidad con la que se diseñaron algunas Fatalities, y en especial las Babalities. No tengo intensión de dar spoilers, pero les aseguro que son brutales, en todo el sentido de la palabra.

Como aspecto negativo de los combates, quiero destacar que los combos carecen un poco de naturalidad. Los movimientos no tienen ese acabado realista que si vemos en juegos como la saga Tekken. De todas formas, es un detalle menor y sabemos claramente que Mortal Kombat no destaca por su realismo, sino por su morbo.

Sim embargo, Mortal Kombat sigue pecando en un aspecto. Se trata de un error que vienen arrastrando desde las primeras entregas de la franquicia y parece ser que ya es propio de ella. Estoy hablando de la IA (Inteligencia Artificial) de los contrincantes “jefes”. Precisamente Shao Kahn, Goro y Kintaro. Los tres son enemigos que nos obligarán a pelear sucio para ganar (Shao Kahn especialmente). Son enemigos cuya IA es tan precaria que son capaces de derrotarnos en un combate aplicando el mismo combo, hasta 5 veces seguidas. Los que juegan Mortal Kombat desde las primeras entregas sabrán a qué me refiero. Lo lamentable de este factor es que, una vez que descubres su secuencia de movimientos, terminarás derrotando a este tipo de jefes siempre con la misma estrategia; lo que hará a todas las peleas posteriores sean absurdamente aburridas. Y si no llegas a descubrir su patrón de movimientos, bueno, te aseguro que les ganarás por suerte, no por habilidad. Los combates contra estos jefes son totalmente injustos.

Muchos creen que este tipo de bosses son algo propio del género. Pero estando en el año 2011 no puedo perdonar que aún existan enemigos que se comporten de esa forma tan precaria y cobarde. Otros títulos de lucha de esta generación han avanzado en este aspecto. Mortal Kombat se quedó atrás.





Modos de juego

En Mortal Kombat no sólo la mecánica de combate es variada, el juego está nutrido de muchísimos modos de juegos, lo que nos dará horas y horas de diversión. Realmente estamos frente a un título prácticamente inagotable y lleno de sorpresas.

Comenzaré hablando del modo historia, que realmente me ha dejado boquiabierta. Dicha modalidad narra gran parte de la historia de este torneo, básicamente comenzando por las bases del argumento como ya había sido contado en las tres primeras entregas. Así, Raiden, Liu Kang y el resto de los luchadores del bando de la Tierra y los seres humanos se enfrentan a Shao Kahn y a sus súbditos del Mundo Exterior en un torneo a muerte, conocido como Mortal Kombat. El desarrollo de este modo historia es sublime, nunca he visto secuencias de video tan cinematográficas en un videojuego de lucha. Realmente es una modalidad muy bien lograda, en la que nos esperan multitud de combates, muchos de ellos inesperados e interesante. Te atrapará desde el principio. Además, tiene una duración justa, no es corto para nada. Se divide en capítulos y cada uno de ellos se enfoca en un personaje particular.

Pero eso no es todo. Si creías que el modo historia era sorprendente, no viste nada aún de La torre de los retos. Aquí es donde Mortal Kombat explora todos los terrenos posibles, que un videojuego de lucha puede explorar. Los retos son de todo tipo, fáciles y difíciles; convencionales y raros; de uno o de varios jugadores; etc. En estos desafíos pondrás a prueba no sólo tu habilidad con el joystick, sino que también la suerte y tus reflejos influirán muchísimo en el resultado del combate. Tienes un total de 300 retos para ganar. Te aseguro que estarás varios días para lograrlo.

Claro que no todo termina acá. Mortal Kombat tiene unos extras que enamoran. Cada vez que superamos un combate (en cualquiera de las modalidades principales, los modos de dos jugadores no cuentan) obtendremos oro en forma de Monedas MK. ¿Y para qué nos sirven dichas monedas? Pues para canjearlas por regalos y otros extras en la Kripta. Esta Kripta se divide en cuatro secciones amplias y bien diferenciadas. Entre todas ellas, nos esperan más de 300 extras desbloqueables. Pero lo mejor no es eso, es el gore y la estética con que se logra todo. Hasta desbloquear extras tiene ese toque sanguinario en este MK. Cada uno de estos regalos está escondido en tumbas, cadáveres y demás. Así obtendremos nuevos trajes para los luchadores, Fatalities, temas pertenecientes a la banda sonora, multitud de bocetos y diseños de arte conceptual, entre otros.



La sangre le sienta bien...

Entrando al apartado más técnico de este videojuego, hablemos de su nivel gráfico. Mortal Kombat cumple, pero no llega a sorprender con su motor gráfico. Han utilizado Unreal Engine para dar vida a este singular juego de lucha. Y podemos ver algunas imperfecciones en el diseño, sobre todo el de algunos personajes en las cinemáticas. Algunas texturas no se comportan de buena manera y hacen ver al juego como anticuado. Lo mismo sucede con los movimientos de los personajes, muchos de ellos lucen robóticos y le quitan un poco de calidad al apartado gráfico de este juego.

Pero si hay algo en lo que MK resalta, es a nivel visual-estético, su dirección artística es envidiable. Los detalles que presentan los escenarios son increíbles. La atención por el detalle de cada uno de los escenarios es admirable. Lo mismo sucede con el detalle de las ropas de los personajes. La principal virtud de los modelados de personajes es el daño en tiempo real; la total deformación que pueden sufrir sus cuerpos. Ropas desquebrajadas, carne desgarrada, ojos desencajados, huesos rotos… etc. Después de un combate, los personajes pueden quedar casi irreconocibles.

 



Sonido y banda sonora

El aspecto sonoro de Mortal Kombat es decente. El problema es que no es sobresaliente como el resto de los apartados, es simplemente bueno.

La música que suena en el menú del juego y la que ambienta los escenarios es correcta. Pero no destaca bajo ningún punto de vista. Es más, podría decir que es irregular. Porque existen escenarios en los que la música de fondo es nula.

No obstante, el sonido ambiente y los efectos al golpear con ataques normales, Rayos X o habilidades especiales no son algo para quejarse. Están muy bien logrados.

Sin embargo, lo más aberrante de todo esto es el voice acting de las cinemáticas. El modo historia a sido doblado a múltiples idiomas, y tanto en inglés como en español (los únicos dos que probé) es simplemente malo.

Lo curioso es que el título ha sido traducido y doblado a otros idiomas de forma parcial. Algo que sencillamente hace lucir a todo este trabajo como un “lo hacemos a medias y sin ganas” (aunque quizás no sea así). No todos los modos están disponibles en multi idioma. Una pena, la verdad.

 


Extras de la versión PS3

Quienes poseemos la consola de Sony tenemos el agrado de poder jugar este Mortal Kombat en pantallas 3D. La experiencia es sin duda inolvidable.

Además tendremos disponible como personaje jugable a Kratos (God of War), uno de los íconos de las consolas de Sony. Se  adapta muy bien a la franquicia Mortal Kombat y cuenta no sólo con movimientos y combos personales (incluso Fatality), sino que también tiene un escenario propio, calcado de God of War.



Modo multijugador

Finalizo el análisis hablando del modo multijugador. Destaco la modalidad online, Rey de la Colina, en las que hasta 8 jugadores se dan cita en una especie de sala de cine para luchar por el título de rey. El que ostente dicho título permanecerá en el trono hasta que uno de los jugadores consiga vencerlo. El jugador vencido volverá a la cola de espera. Para pasar el rato podría ir visualizando los combates de los demás jugadores. Los espectadores tienen también la posibilidad de  puntuar al ganador de cada pelea con una nota del 0 al 10.

Por otro lado, podrás jugar 1vs1/2vs2 con un amigo, tanto en línea o en la misma consola, si dispones de 2 Joysticks.


Llegando a una conclusión, Mortal Kombat es un juego de lucha muy completo. Cumple con las espectativas de los amantes del género de peleas, y más aún con las de los fans de la franquicia. Sin exagerar, estamos frente al mejor Mortal Kombat de la saga. Esta es una entrega que recupera la esencia con la que nacieron estos juegos, pero a la vez presenta un toque fresco que hace que este título no luzca anticuado.
Podemos decir que existen aspectos que podrían haber estado más trabajados (gráficos, sonido e IA de los enemigos sobre todo, entre otras cosas). Sin embargo, Mortal Kombat no decepciona y promete horas de diversión que sepultarán por un tiempo tus deseos sádicos y morbosos. Sin duda es un título que todo fanático del horror visual y el gore disfrutará. Simplemente impactante.


 Nota Final

8.5

Comments