Singularity
                                                    Review By Lunatika

Singularity es un shooter que casi se nos pasa desapercibido. La pregunta es ¿por qué? Digamos que no es un juego comercial, ni siquiera sus propios desarrolladores hicieron una campaña publicitaria. El juego fue anunciado a principios de 2009, y desde ese momento la compañía lo mantuvo en secreto. No salió nada a la luz sobre él, ¡Nada! Hasta este junio de 2010, cuando el juego salió a la venta, y simplemente nos sorprendió. Desarrollado por Raven Software, compañía responsable de grandes clásicos como HeXen, y obras maestras del género como Quake 4, Singularity se presenta como un FPS, que si bien toma elementos de varios lados, no deja de ser un proyecto creativo.

Gráficos || 8.5

Con texturas no muy complejas, y con el uso del Unreal Engine, Singularity nos brinda una gráfica que es agradable a los ojos. Los escenarios son de lo más detallado, amplios y con una estética oscura y siniestra, lograda por el correcto uso de la iluminación. Los efectos climatológicos, el agua, el fuego, están muy bien logrados.

Lo malo del apartado es el modelado de personajes. Los rostros y gestos faciales tienen un acabado realista, pero que no llega a ser perfecto. Además, a medida que avanza el juego, nos da la sensación de que se utilizaron modelos repetidos para crear a cada personaje. Esto se repite también en las criaturas, que son prácticamente clónicas en apariencia.

 

Jugabilidad || 8.5

Este es el momento del juego en el que notamos sus inspiraciones. La jugabilidad es muy rica, ofrece varios tipos de acciones para realizar; poderes que utilizar y alguna que otra arma fuera de lo común; pero sin embargo, se queda corto este apartado por el hecho de que da la sensación de que se podría haber aprovechado más.

Tiene todos los elementos de un shooter militar normal, y sus clásicas armas (sumando alguna que otra futurista, que ofrecen control de las balas al dispararlas, ya que utilizan la tecnología E99, presente en todo el juego).

Se adapta perfecto a su género. Tendremos la posibilidad de cargar 2 armas a la vez, junto al dispositivo TMD. Este último nos permitirá realizar una serie de acciones relacionadas con el control temporal. He aquí un elemento del juego que denota una clara influencia en Bioshock. En Singularity tendremos la posibilidad de usar la telequinesis, para arrojar objetos a nuestros enemigos, y también para resolver una serie de puzzles. Además, se nos ofrecerán poderes para ralentizar y atrasar el tiempo; así como también, otro para rejuvenecer y envejecer objetos… ¡Y Hasta enemigos!

El juego peca en tardar bastante en agarrar un ritmo, al principio nos parece repetitivo, y quizás sea eso lo que nos haga pensar que se podría haber aprovechado desde un principio la innovación de las alteraciones temporales.

También estarán presentes los tiroteos para los amantes de los juegos de acción, aunque eso no será todo. Habrá momentos en los que tendremos que ser sigilosos, y otros en los que deberemos usar la lógica para poder encontrar la vía correcta a determinado lugar.

Por último, cuenta con un modo multijugador. Una especia de modo versus entre dos equipos, uno de ellos conformado por humanos y el otro, por las siniestras criaturas de Singularity. Nada que no hayamos visto antes.



 

Ambientación || 9

El ambiente donde toma lugar la historia de Singularity es muy peculiar. Un ambiente propio de la Guerra Fría ubicado temporalmente en 2010, lo que implica una visión futurista de la guerra en cuestión. Los ambientes consiguen trasmitir el espíritu socialista, así como también, ayudan al jugador a recrear el pasado. Mensajes subliminales que parecen enviados del más allá, afiches, ciudades devastadas, flashbacks espeluznantes, cadáveres por doquier… el lado más oscuro de la guerra se deja ver en Singularity.

Recorreremos lugares realmente oscuros y tensionantes. Los sonidos amenazantes de los enemigos, y las melodías fuertes ayudan a crear un clima, que nos dará más de un sobresalto. En partes nos recuerda a Metro 2033….

Aunque también están los clásicos lugares abiertos, llenos de soldados rusos, refugiados en trincheras. Singularity combina perfectamente el ambiente de guerra realista, con los elementos sobrenaturales de terror.

 

Sonido – Banda Sonora || 8.5

Los sonidos cumplen perfectamente las expectativas. Cada enemigo tiene su sonido particular. Las criaturas tienen sus alaridos guturales muy bien logrados. Sin embargo, es una pena que los soldados pronuncien siempre la misma frase, desde el inicio, hasta el final del juego. Le quita realismo.

La música acompaña perfectamente: aunque no está presente en todo momento, suena cuando es necesario, alguna que otra melodía sonará de golpe luego de un lapso de silencio para darnos un sobresalto.

En cuanto a los diálogos, primero quiero aclarar que es un punto positivo que el juego haya sido doblado a varios idiomas, incluso el español. Es algo interesante, ya que muchos juegos sólo traen subtítulos en varios idiomas, pero las voces siempre en el idioma original del país en que se desarrolló. Por otro lado, debo decir que los diálogos podrían haberse mejorado, en situaciones carecen de humanidad, son prácticamente inexpresivos. Pero esto no se da siempre, sino en determinados personajes. Pero, por ejemplo, las grabaciones están muy bien actuadas, y realmente dan ganas de escucharlas, revelan situaciones dramáticas y los diálogos en ellas realmente logran que el jugador imagine lo que está sucediendo.

 

Historia || 8

El planteamiento básico es simple, nada nuevo. Es una historia ubicada en la Guerra Fría, por el año 1955. Sin embargo, ofrece una nueva visión de este acontecimiento. La historia no está mal desarrollada, pero se precipita al final y tarde su tiempo en arrancar, pero una vez que lo hace, nos atrapa.

Utiliza un planteamiento similar al ya citado juego Bioshock: Katorga-12 es una isla en el medio del océano en la que se realizaban experimentos para desarrollar una tecnología muy poderosa, pero a la vez inestable, llamada E-99. Un incidente en el lugar hace que mueran muchas personas, la isla quede inhabitada y el experimento se cancele.

En la actualidad, 2010, un comando estadounidense es enviado a la isla para investigar  el lugar porque una onda electromagnética destruyó un satélite de su país. En la isla hay constantes filtraciones radiactivas que tienen el poder de crear vértices, y transportar la isla al pasado (1955) por instantes, y regresarla a 2010. En una de esos viajes temporales es cuando Renko, el protagonista, comete un acto que hará cambiar el curso de la historia.

Con la ayuda de Barisov, conocedor de la tecnología E-99 y creador del dispositivo de control temporal TMD, Renko deberá enfrentar a las fuerzas militares que tienen planes de usar la E-99 para fines malvados, así como también, cuidarse de la antigua población de la isla… quienes han mutado en horribles.. Monstruos.

La historia es ampliada en el juego a través de grabaciones, videos y notas desparramadas a lo largo de toda la aventura.

 



Conclusión

Singularity es un shooter que cumple muy bien con las dosis de acción, pero también intenta llevar una historia interesante, para quienes queremos algo más que unos simples tiroteos. No lo hace del todo mal. Incluye además, cargadas escenas de terror, les aseguro que algún que otro sobresalto se van a llevar…

Es una pena que pase tan desapercibido, ya que es un juego que si bien, no es del todo original, ofrece una nueva combinación y visión de los Scooter fantásticos.

El juego tiene una duración media, más o menos unas 8 hs, aunque se nos puede hacer algo denso en partes. Tiene 3 finales, los tres pueden ser vistos en la misma partida, por lo que no tiene sentido volver a rejugarlo.


NOTA FINAL

8.3


Comments