Afterfall Insanity
                                                            Review por Lunatika




Hay muchos juegos discretos, modestos y de bajo costo que muchas veces llegan a sorprendernos. Pero no siempre es así, porque como he dicho: “no todo lo Indie es bueno. No todo lo comercial es malo.” No se debe jugar con extremos. Afterfall Insanity es un claro ejemplo de por que muchos gamers prefieren alejarse de lo que tiene la etiqueta “juego independiente”. Ofreciéndonos un aroma más que conocido, la gente de Nicolas Games buscó agradar a todos los fans del género de terror con este título, y para ello siguieron la línea de juego sci-fi en la que ya había incursionado el exitoso Dead Space. Claro que se les ha ido un poco de las manos, porque Afterfall Insanity tiene unas similitudes tan grandes con el juego de Visceral Games que por momentos se vuelve descarado. ¿Puede un juego que bebe tanto de otro anterior ser considerado bueno sin que lo acusen de plagio? Para responder esta pregunta he terminado Afterfall Insanity y es hora de analizarlo.




El prólogo de Afterfall Insanity es mediocre en todo el sentido de la palabra. Es lento y tarda muchísimo en montar vuelo. No me sorprendería enterarme de que la mayoría de los jugadores han abandonado el juego a esta altura. Ya desde un comienzo notamos que nos esperarán durante todo el juego largas cinemáticas aborrecibles de ver. No por su duración, sino por su voice acting pésimo y su mal trabajo de personajes. No detallaré mucho de lo que es la historia en sí, sólo los colocaré en situación para que sepan de qué trata este título.

Comenzamos la historia en un planeta Tierra en el año 2035 en el que una catástrofe lo arrasó con prácticamente todo, no dejó en pie ni los cimientos. Los pocos grupos humanos que han sobrevivido son pequeños, y lo han hecho gracias al confinamiento en una especie de cápsulas modernas con instalaciones adecuadas.

Es habitual que los habitantes de este lugar sufran de problemas de sueño, psicológicos y de personalidad. Aquí es donde entra nuestro protagonista, el Dr Tokaj, un psiquiatra renombrado que se encarga de tratar a los moradores de los refugios para evitar que caigan en la locura.

La narrativa en todo el juego es lenta. Los personajes en general no están bien caracterizados y no se logra mantener una línea argumental estable. La historia está llena de giros sin sentido, metidos con calzador; y el guión del juego en general es malo, los diálogos y las situaciones descriptas son cliché y dejan bastante que desear.



No muy distinta es su jugabilidad, que tampoco es estable. Afterfall Insanity comienza enfocándose en la supervivencia y el escape, para terminar siendo un shooter en tercera persona donde abundan las armas y los enemigos caen rendidos a los dos tiros. La atmósfera que en un inicio es opresiva, aterradora y claustrofóbica; da un giro de 180º y terminamos recorriendo escenarios espaciosos totalmente iluminados.

Los controles son bastante cómodos, nada revolucionarios, los propios de los scooters en 3era persona de la actualidad. El combate melee se hace un poco tosco ya que se presentan dificultades con la cámara, pero por lo demás, estamos frente a un videojuego demasiado fácil. Los enemigos tienen una IA pésima, no saben cuándo atacar ni cómo atacar y si eres capaz de sacar provecho de esto, no te dañarán en casi todo el juego. Sumado a que mueren de uno o dos tiros o de dos o tres golpes, el juego termina siendo una ridiculez que puede ser jugada por niños. Como curiosidad mencionaré que morí una sola vez y eso sucedió durante una secuencia QTE. Y no es que sea diestra en shooters, soy una jugadora promedio.

Y como mencioné a los QTE, quiero destacar estas escenas, ya que le dan variedad al juego. Si algo logra Afterfall Insanity es dar diversidad al jugador. No es un juego monótono y no aburre en lo más mínimo. Los puzzles no faltan, y si bien su dificultad está un poco por debajo de la exigida por muchos, serán disfrutados por la mayoría de los jugadores. Y ya que estamos, ¿por qué no mencionar la obviedad? Todos se han dado cuenta que Afterfall Insanity bebe de otros juegos de horror a tal punto que ofrece pocas novedades. Sin embargo, la a gente de Nicolas Games aprendió lo que Visceral Games aún no ha hecho: crear un juego dinámico y no repetitivo. Porque si me piden opinión, ambos Dead Space pecan en ser demasiado clónicos. Por lo demás, este juego es un calco descarado de Dead Space, se lo miré de dónde se lo miré. ¡Si hasta los errores de narrativa le han copiado!




Gráficamente estamos ante un juego que no llega a ser lo esperado. Los escenarios están plagados de elementos poco trabajados y sin mucho retoque. Las texturas son simples, y como es esperable del Unreal Engine, tardan muchísimo en cargar. Las cinemáticas realizadas con el motor del juego en ocasiones tardan demasiado en cargar. Y ni hablar del trabajo de los enemigos, hay muy poca variedad. Un simple cambio de textura hubiese ayudado a no estar todo el juego matando a los mismos mutantes ¡Pero claro! “Era mucho trabajo cambiar una textura o modelar alguno que otro más… así que los hacemos a todos iguales…” Típico. Estos son los detalles que hacen que los juegos con bajo presupuesto queden mal parados. Pero bueno, no todos ellos son así, ya que algunos, como Amnesia The Dark Descent, se las han ingeniado bastante bien a la hora de presentar buenas texturas y enemigos bien detallados.






El apartado sonoro de Afterfall Insanity no está tan mal. Dejando de lado el voice acting que es repugnante, la banda sonora y los efectos de sonido cumplen bastante bien. La música acompaña cada momento de tensión y no deja de sonar en los menúes o animaciones. Claro que la edición de sonido está bastante mal hecha, porque por ejemplo la melodía que acompaña a los enemigos cuando estos aparecen es siempre la misma, en vez de ponernos en tensión logra todo lo contrario, ya que nos avisa que en la sala hay enemigos, y si ya hemos matado a algunos de ellos y el tema sigue sonando, quiere decir que queda alguno más, escondido o en una sala cercana. Este factor quita todo tipo de susto sorpresivo de los que estos juegos deberían nutrirse.



Llegando a una conclusión, Afterfall Insanity es un juego con una premisa muy atractiva, pero mal ejecutada. La idea inicial del título es genial, pero sucumbe en lo engorroso que es su apartado técnico. Sigue los pasos de I’m Not Alone. Me gustaría mucho que las ideas bizarras y tenebrosas de los desarrolladores Indie sean tomadas por grandes compañías y que de vez en cuando lancen al mercado un juego de horror verdaderamente enfermo y repugnante (en el buen sentido de la palabra), pero con apartado gráfico y jugabilidad decentes.

Como sea, no puedo recomendarlo, a menos que seas un fanático de los juegos de horror y que no dejes pasar ninguno de ellos. Un juego como este que no ofrece ninguna novedad a tal punto que parece plagio de otro; que tiene un apartado técnico mediocre y una mala optimización; y que jamás llega a remontar vuelo, no es un must play. Es más, si no lo juegas te ahorras un par de dolores de cabeza.


Nota Final:
5

Comments